miércoles, 15 de marzo de 2017

DOLORES Y GOZOS DE SAN JOSÉ

El Dolor: cuando estaba dispuesto a repudiar a su inmaculada esposa.

La Alegría:
cuando el Arcángel le reveló el sublime misterio de la encarnación.



    Oh castísimo esposo de María, glorioso San José, ¡qué aflicción y angustia la de vuestro corazón en la perplejidad en que estabais sin saber si debíais abandonar o no a vuestra esposa sin mancilla! Pero ¡cuál no fue también vuestra alegría cuando el ángel os reveló el gran misterio de la Encarnación!

    Por este dolor y este gozo os pedimos consoléis nuestro corazón ahora y en nuestros últimos dolores, con la alegría de una vida justa y de una santa muerte semejante a la vuestra, asistidos de Jesús y de María.

Padrenuestro, Ave y Gloria.


No hay comentarios:

Publicar un comentario